Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se han transformado en la nueva protagonista dentro de las compañías, posicionándose como el principal motor de crecimiento para las mismas. Esto provoca que el CIO (Chief Information Officer) deba estar preparado para asumir una posición de mayor liderazgo en la empresa.

El papel del CIO, por consiguiente, ha evolucionado pasando de ser un responsable de operaciones cuya principal misión era la de mantener operativa la infraestructura TIC de la compañía, a convertirse en líder estratégico y miembro del consejo de dirección, orientado a que los negocios progresen con el mejor de los resultados.

Debe ser capaz de reconocer las tecnologías que imperan en cada momento (IoT, Big Data y Cloud, entre otras) y dominarlas para orientar su aplicación en la compañía, de forma que se potencie el crecimiento del negocio y su rentabilidad.

Los CIOs son ahora los responsables de liderar la Transformación Digital y aprovechar el potencial estratégico de la tecnología para el negocio.

¿De qué forma debe ayudar el CIO a su compañía, para que ésta sea líder del mercado? ¿Y en qué situación se encuentra el mercado según la consultora IDC?

  • El 92% de las compañías españolas incluyen ya la Transformación Digital como estrategia de negocio.
  • Un 82% tienen un responsable de liderar el proceso de Transformación Digital; mientras que en un 22% corresponde a los responsables de TI esta tarea.
  • El 76% ya está, o tiene previsto estar, durante los próximos meses abordando un proyecto de estas características.
  • Sus objetivos de inversión en cuanto a la Transformación Digital son: obtener una ventaja competitiva (un 70%); mejorar el conocimiento del cliente (66%) y optimizar la colaboración entre empleados (56%).
  • Entre las tecnologías y aplicaciones más importantes destacan las de movilidad (68%); las relacionadas con ciberseguridad y privacidad (64%), y las propias de Big Data y análisis (60%).

Entonces, ¿Cuáles son los principales retos en este nuevo paradigma?

El CIO 3.0 debe cumplir con una serie de retos y habilidades para ser un buen líder estratégico:

  • Aportar valor añadido a su compañía, logrando mayor eficiencia y productividad, a través de su know-how en tecnología.
  • Centrarse en la planificación de recursos para potenciar el negocio y optimizando los procesos tecnológicos.
  • Controlar los costes de TI.
  • Y aplicar las tendencias tecnológicas a la compañía para lograr un rendimiento óptimo.

En Izertis acompañamos a los responsables de TI de las compañías con el ánimo de ayudarles a liderar el proceso de Transformación Digital de la compañía, y facilitar la toma de decisiones en beneficio de la empresa. Para ello contamos con un completo equipo de profesionales (expertos en innovación; consultores en tecnología; científicos de datos; arquitectos de soluciones; profesionales de soluciones Cloud; expertos en modelos de negocio digitales) para aplicar con éxito este nuevo modelo de negocio en su compañía.