Las industrias viven de revolución en revolución. La primera vino marcada por la utilización de la máquina de vapor. La segunda, por la producción en cadena. Y la tercera, por la implantación de sistemas informáticos. La cuarta, que ahora nos centra, tiene que ver con la conectividad de las empresas. Es la industria 4.0. ¿Quieres descubrir de qué trata?

Pese a que aún se encuentra en fase de desarrollo, la industria 4.0 tiene como objetivos conectar máquinas y sistemas para que puedan tomarse decisiones de una forma mucho más rápida y eficaz, conectar a las personas con las técnicas de producción, y crear algoritmos que cambien y personalicen los procesos hasta puntos que, hasta hoy, parecían de ciencia ficción.

Julio Monzón, CEO de Exovite, pone un ejemplo de cómo la industria 4.0 puede influir en nuestra vida: “Imagina que vas a comprar un coche. Las posibilidades, hasta ahora, pasan por elegir el color de la carrocería, el diseño interior y poco más. Sin embargo, con la fabricación 4.0 sentirás que el coche ha sido diseñado específicamente para ti. Podrás personalizarlo como más te guste”.

Este proceso de personalización también cambiará el proceso de compra. Y es que las fábricas que se encuentren conectadas permitirán a sus clientes realizar pedidos a través de internet. De esta forma, el pedido se organizará en pocos segundos en la factoría, generando un importante ahorro de tiempo, dinero y recursos. Obviamente, el sector automovilístico no es ni será el único que se beneficie de las ventajas de la industria 4.0.

Un ecosistema avanzado

Es importante que las empresas se sirvan de los servicios analíticos y disruptivos que ofrecen el Internet de las Cosas (IoT) y la industria 4.0 si no quieren quedarse fuera del juego. ¿O acaso quieres que tu negocio no se beneficie de los 50 millones de dispositivos conectados que vienen?

Una de las mejores formas de introducirse en esta innovadora tecnología, capaz de procesar todo tipo de datos relacionados con la fabricación, producción y planificación de los recursos empresariales (ERP), es utilizar, además de la nube, la tecnología OPC Unifed Architecture (OPC UA), la cual garantiza la conectividad entre dispositivos y la interoperabilidad horizontal.

Desde Izertis te recomendamos utilizar Microsoft Azure IoT Suite y la plataforma universal de Windows (UWP), dos herramientas estupendas para analizar todos los datos que han sido almacenados en la nube de una manera eficiente, ágil y segura.

Cuéntanos, ¿a qué esperas para que tu empresa sea una industria 4.0?