Posiblemente habrás leído sobre ella, pero no tengas muy claro en qué consiste. Y es que la transformación digital ocupa cientos de páginas sobre estrategia empresarial. Brian Solis explicaba recientemente que consiste en el realineamiento de la tecnología con los distintos modelos de negocio y procesos orientados a crear valor entre clientes y empleados en un contexto económico digital cambiante.

Así las cosas, antes de plantearnos llevar a cabo la citada transformación, es necesario elaborar una serie de objetivos a conseguir. Pueden resumirse en los siguientes:

  • Aumento de la productividad y de la eficacia en el funcionamiento de la organización.
  • La gestión del conocimiento, la información y los datos se vuelven más inteligentes.
  • La prestación de servicios a los clientes es más eficiente.
  • Nuestros trabajadores tomarán decisiones controlando los riesgos.
  • Humanizar la empresa: conseguiremos reducir las fricciones en las interacciones con nuestros clientes.
  • Incrementar la velocidad de las transacciones de los clientes.
  • Reducir costes e incrementar el grado de lealtad hacia la empresa.
  • Aumentar nuestra cuota de mercado.
  • Aumentar nuestra capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías.

De todas formas, debemos tener claro que la transformación digital no es un simple objeto del negocio, sino una parte del mismo para conseguir los objetivos. Debemos sacar tiempo de donde sea para llevarla a cabo. La transformación digital hará que nuestros resultados mejoren de manera exponencial.

Resuelve tus problemas: ahora

Resolver tus problemas. Eso es lo que debes hacer cuanto antes para que tu negocio crezca. ¿Cómo? Siguiendo un flujo de trabajo jerárquico basado en solucionar, mejorar y ser disruptor. Todo por ese orden.

También tienes que aprender a gestionar la prioridad de todas las tareas que tengas que realizar. A veces, parece que todo es de lo más urgente. Y ya se sabe: si todo es urgente, en realidad nada lo es. Tienes que diferenciar la prioridad de cada cosa. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  • ¿Qué puede solucionar la comunicación interna este mes?
  • ¿En qué puede mejorar este trimestre?
  • ¿Cómo podemos disrumpir el sector este año?

Basta echar un vistazo a las nuevas tendencias. La disrupción llega y avanza en diferentes sectores, con Airbnb, Uber o Cabify como máximos exponentes. ¿Deseas saber más cosas sobre la transformación digital? Pues no lo dudes y accede a nuestra guía para la transformación digital de la empresa.