Adopción CRMLa implantación de una solución CRM en una compañía, es una decisión que requiere la búsqueda e investigación de información con el objetivo de conocer los problemas de gestión que debemos cubrir, para posteriormente buscar la herramienta que nos permita cubrirlas de la manera más eficiente posible. Por ello, en muchos casos, a pesar de conocer las ventajas y beneficios que tiene la implantación de una solución de gestión en la organización, los responsables de tomar la decisión, se echan atrás principalmente por desconocimiento e incertidumbre ante los cambios.

A continuación, algunos de los pasos a seguir para facilitar la adopción de un CRM, manteniendo y mejorando los procesos de venta en las organizaciones.

1. Los líderes, los primeros que deben adaptarse

Son los líderes de la organización quienes deben de adaptarse en un primer momento a los procesos que habrá que seguir con el uso de la nueva herramienta. Aunque se contrate un experto en CRM con el objetivo de formar a los miembros del equipo, siempre se ha de prestar especial atención a los directivos, porque serán los prescriptores principales del cambio en la gestión comercial de la organización.

2. Escuchar al equipo de trabajo de CRM

Las áreas de ventas, comercial, marketing y atención al cliente, serán las primeras beneficiadas en mejorar el rendimiento de su trabajo. Si antes de implantar una solución para mejorar la gestión de ventas contamos con los problemas ante los que se encuentran en su día a día, avanzaremos muchísimo. Además, los futuros usuarios darán su opinión sobre el proceso de implementación y lo mejorarán ayudando a que el CRM genere valor para los empleados de la compañía.

3. Control de la información y permisos de acceso

Toda la información comercial de una compañía es propiedad de la compañía. Por eso es fundamental evitar riesgos en la fuga de información comercial y para ello el CRM permite crear permisos de acceso por niveles ofreciendo información solo a aquellas personas que la necesitan para desarrollar su trabajo. Adicionalmente todos los empleados tienen que volcar la información de ventas en el CRM evitando que si algún día abandonan la organización esa información se marche con ellos.

4. Activar la venta colaborativa entre trabajadores

La implementación del CRM en la organización es un proceso. Por ello podemos incentivar la venta colaborativa entre empleados, lo que ayudará a motivar a los trabajadores y a que el cambio sea más atractivo para ellos.

5. CRM en todos los dispositivos

El CRM, también debe de estar disponible en versión para dispositivos móviles. De esta forma, los trabajadores dispondrán de la información desde su Smartphone o Tablet, permitiéndoles dar respuesta a sus clientes de manera rápida, ágil y eficiente. Además, al estar desarrollado bajo tecnología Microsoft, permite conectarse con Office 365 para desarrollar todo el trabajo bajo una única herramienta.