El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona (España) nos dejó numerosas novedades en el ámbito de la tecnología móvil. Una de las sorpresas de esta feria vino de la mano de la renacida Nokia, que vendió sus marcas a la china HMD. Hablamos de la segunda generación del Nokia 3310, el mítico terminal que muchos de nosotros tuvimos y que consideramos poco menos que indestructible. Se trata de un ‘dumbphone’ perfecto para aquellas personas que buscan desconectarse de la rutina digital, pero que por distintas razones tienen que estar localizables mediante llamadas de voz. En el nuevo Nokia 3310 no podremos utilizar WhatsApp ni navegar a grandes velocidades (solo tiene conexión 2G y no dispone de antena WiFi), pero sí disfrutaremos de aquella añeja sensación de no tener que cargar nuestro teléfono en unos cuantos días. Fue, sin lugar a dudas, la nota curiosa de este MWC.

Inteligencia desde China

Uno de los celulares más esperados en el MWC fue el Huawei P10. La marca china cada día tiene una mejor consideración entre los usuarios, quienes ven en este nuevo modelo una oportunidad de llevar tecnología puntera en sus bolsillos a un precio más reducido en comparación a los terminales de Apple y Samsung. De hecho, el P10 cuenta con una cámara Leica de doble lente capaz de grabar en 4K.

LG, a recuperar el terreno perdido

LG también despertó curiosidad entre los asistentes al MWC. ¿El motivo? Su nuevo G6, un celular que quiere hacer olvidar el fracaso de su G5, un terminal que no gustó a los usuarios debido a lo incómodo que era de utilizar. Del G6 destaca su pantalla, que alcanza las 5,7 pulgadas, así como la ausencia de marcos y el formato 2:1 Full Vision, lo que te permitirá ver películas sin la clásica banda negra.

Sony presume de cámara

La japonesa Sony acudió al MWC con un celular que cautivó al público gracias a su cámara. Se trata del Xperia XZ Premium, un teléfono que estéticamente guarda semejanza con los otros terminales de Sony, pero que cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución 4K y HDR, además de una cámara de 19 megapíxeles capaz de grabar a una velocidad superlenta (960 frames por segundo).

Blackberry recupera el teclado físico

Blackberry sigue en la lucha por recuperar el territorio perdido con su nuevo Keyone. Y lo hacen sin renunciar a sus orígenes, en los que el teclado físico, perdido a favor de las grandes pantallas, vuelve a recobrar una importancia fundamental. Disponer de teclado Qwerty ha hecho disminuir el tamaño de la pantalla, algo que no importará a aquellos que busquen la comodidad de un teclado físico. Cuenta con una cámara de 12 megapíxeles y sistema operativo Android, aunque está personalizado para este terminal. Es una buena opción para profesionales dependientes del correo electrónico.

Sin Galaxy S6, pero con Galaxy Tab S3

Samsung, a la que se examinó con lupa después del absoluto fracaso que supusieron las explosiones de sus Galaxy Note 7, no presentó en Barcelona su Galaxy S6, pero sí acudió con sus nuevas tablets bajo el brazo. Se trata de la Galaxy Tab S3, una revisión de sus modelos anteriores que mejora la reproducción de audio y es compatible con contenidos HDR; y la Galaxy Book, una tablet con la que pretenden llegar a los usuarios de PC a través de la incorporación de Windows 10 como sistema operativo.