En la actualidad, aún existe la creencia bastante generalizada entre algunos directivos de empresa, que para abordar un proceso de transformación digital que logre posicionar a su entidad dentro del “top ten” de su sector, colocándolo a la vanguardia y con miras al futuro, sólo es necesario invertir en tecnología, crear una web corporativa impactante, una cuenta en Linkedin y estar en todas las redes sociales de moda posibles. Sin embargo, esto no es suficiente.

 

Como ya hemos indicado en otros post, para logar una transformación digital exitosa dentro de una empresa es necesario prepararse para una carrera de fondo llevando a cabo un trabajo profundo que implica un cambio de cultura que dé un giro hacia nuevas formas de trabajar, de relacionarnos y de pensar, saliendo de nuestra zona de confort.

Pero para logar este cambio de paradigma y hacerlo bien, tenemos que tener en cuenta el valor y motor fundamental de cualquier empresa: las personas. La verdadera transformación digital se consigue poniendo nuestro foco y pensamiento en mejorar la experiencia y relación de nuestros empleados y clientes con la compañía, integrándolos en el proceso desde el primer momento. No hacerlo sería un grave error y además conduciría dicha transformación al fracaso seguro.

Por tanto para evitar este final, desde Izertis te damos algunas claves para que tu empresa sepa llegar al corazón de tus empleados y de paso, para mejorar tu relación con los clientes a través de los medios digitales.

1. Dar formación digital a tus empleados

Como ya hemos indicado anteriormente, el punto clave que asegura que la transformación digital de una empresa se corone con éxito son las personas. Por lo que es vital que los trabajadores se impliquen, construyendo y participando activamente en este proyecto.

 

Pero para lograr que tus empleados naden juntos en una misma dirección y se impliquen de verdad, antes necesitan conocer y entender en qué consiste este cambio, cómo les va a afectar en su vida personal, qué beneficios van a obtener para su carrera profesional, qué busca o pretende la empresa con ello, qué se va a hacer, cuándo, con quién y cómo abordarlo.

 

Es aquí donde entraría la formación digital como factor fundamental para ayudarles a comprender la trascendencia de este gran paso, ya que gracias al aprendizaje del empleado esto se transmite indirectamente al cliente, mejorando su experiencia digital con nuestra empresa.

2. Conocer bien las nuevas herramientas digitales

Se da con bastante frecuencia que a la hora de hablar con las pequeñas y medianas empresas sobre Transformación digital, estas no sepan muy bien en qué consiste exactamente. Por lo tanto, para cambiar esta realidad y alcanzar el avance tecnológico que desean, es necesario explicar la importancia de aplicar algunos procesos estratégicos clave y de utilizar algunas herramientas facilitadoras del trabajo diario que además ahorran costes; como las que te presentamos a continuación:

  • Crear un Plan de Social Media Marketing.
  • Tener un ERP en la nube.
  • Utilizar aplicaciones para facilitar el trabajo en equipo.
  • Contratar servicios externos digitales para lograr los objetivos marcados por la empresa.

3. Trabajar en la creación de reconocimiento de Marca

Ser una marca reconocida y respaldada por una buena reputación digital abre miles de puertas a nuevas oportunidades de negocio. Pero convertirse en primera marca de referencia para tu cliente no se consigue en un día, sino que exige mucho trabajo, esfuerzo y tiempo, además de mucha planificación, presencia en donde tu cliente esté y generar engagement social, a través de la conversación digital con el consumidor para lograrlo.

4. Fomentar pensamiento y actitud innovadora

Cualquier empresa u organización que esté en proceso de transformación digital debe saber la importancia que la innovación disruptiva tiene para crear un modelo de negocio que aporte una dosis extra de valor para el cliente. Es por eso que es necesario invertir esfuerzos y recursos en I+D+i para que tu marca se diferencie del resto, convirtiéndose con ello en el centro de atención dentro de tu sector.

5. Aprovechar tu base datos con Big Data

El Big Data es, sin duda, uno de los elementos estrella en la Transformación Digital de una empresa porque la organización y exploración de los datos que tu empresa posee te ofrece la posibilidad de enfocar tu negocio hacia esa demanda sobre la que has obtenido información. Te permitirá saber aspectos fundamentales para tu empresa como, por ejemplo, cuál es el servicio o producto más demandado o cuáles son las dudas que más preocupan a tus clientes. Responder a estas cuestiones te ayudará a avanzar hacia tus objetivos empresariales.

6. Mostrar compromiso e implicación del equipo directivo

Para que un proceso de Transformación Digital tenga éxito, los primeros en implicarse han de ser la junta directiva con el fin de involucrar en el proceso y de forma activa al resto del personal. Para lograrlo, es necesario que los directores se encarguen de fomentar una cultura de cambio y de transmitir este momento disruptivo como algo ilusionante y positivo para todo el organigrama. Pero, ¿cómo conseguirlo? Ayudando a todos a integrar los cambios que lleva consigo este proceso.

 

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0