El ejemplo de los atunes es el tópico utilizado para demostrar un posible escenario dónde aplicar Blockchain, ya que, la transparencia que nos ofrece esta tecnología puede dar solución a los problemas de la trazabilidad y logística.

 

Muchas veces se echa de menos profundizar en dichos temas, así como demostrar los resultados obtenidos y el valor que añade. Por eso, en las siguientes líneas intentamos revertir esa situación explicando el proyecto llevado a cabo por Provenance.

 

 La pesca del atún en los países asiáticos es un tema polémico. En un continente en el que los atunes son un bien preciado y de gran valor, las condiciones de los pescadores, así como el modo en el que se pescan crean controversia.  El proyecto de Provenance tiene como objetivo avanzar en pro de un comercio justo. 

¿Cuál es el problema?

• La trazabilidad o rastreabilidad es la posibilidad de identificar el origen y las diferentes etapas de un proceso de producción y distribución de bienes de consumo, lo cual a día de hoy es un reto por alcanzar.

• El fraude en el origen y las condiciones de pesca de los atunes y de los pescadores son un problema al que nos enfrentamos.

¿Qué consecuencias tiene?

1. Desconfianza en la calidad del producto: A la hora de adquirir el pescado no podemos tener la certeza de si se trata de un atún o no. Aun siéndolo, puede que este no haya sido pescado en los mares de Indonesia y con anzuelo.


2. Precariedad de los pescadores: Debido a la competencia fraudulenta, los pescadores se ven obligados a disminuir sus precios. Además, su esclavización en la pesca de los atunes es una realidad.

¿Por qué Blockchain?

Esta tecnología permite construir sistemas en los que se conoce la autoría de los registros. De esta manera, se garantiza el origen del atún, así como las condiciones de pesca, ya que, son los propios pescadores los que realizan los registros.


Por otra parte, la instantaneidad y accesibilidad de la información registrada permite auditar la cantidad pescada, garantizando el ciclo de vida de cada atún y evitando cualquier posible engaño.

¿Cómo se consigue?

Integrando la tecnología de bloques, los teléfonos móviles y los tags inteligentes. El pescador envía un mensaje cuando pesca una pieza. Tras ello, recibe un identificador como respuesta, el cual adhiere al correspondiente atún. 

Esta información se registra en la cadena de bloques, al igual que cualquier otra operación que se realice sobre el atún, como por ejemplo la transferencia del atún de manos del pescador a un distribuidor. Los usuarios pueden conocer el recorrido del atún que están consumiendo, escaneando el correspondiente código. 

Otros ejemplos

En la misma línea de Provenance, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) también utiliza esta tecnología para erradicar la pesca ilegal del atún.

Por último, os facilito otro ejemplo en el que se agiliza el proceso de venta de atunes. Se automatizan procesos documentales del comercio internacional, reduciendo drásticamente plazos, todo ello gracias a Blockchain.

 

 

Articulo escrito por:


 

Urko Larranaga.png

________________________________________

 

Urko Larrañaga

Consultor Blockchain

 

Soy parte del equipo de innovación de Izertis, dónde me encuentro como consultor de Blockchain. Me dedico a estudiar esta tecnología y su aplicación en distintos entornos. Soy una persona inquieta, a la que le gustan los nuevos retos y autosuperarse. Es por ello que me apasionan la investigación y la seguridad informática.

 

linkedin.png

 

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0