Cuanto más interconectado está el mundo digital, mayores son los peligros a los que se exponen, tanto particulares como empresas en la Red. Por tanto, la ciberseguridad en sectores como la tecnología de la información y de la comunicación resulta fundamental. Por esa razón, en el siguiente post te presentamos algunas herramientas básicas para garantizar la seguridad informática y protegerse de los ataques en internet.

 

¿Qué es la ciberseguridad y cómo se puede aplicar?

El aumento del uso diario de dispositivos digitales y la interconexión entre ellos obliga a prestar especial atención a la seguridad informática. Para ello, tan sólo es necesario visualizar cuántos datos se procesan cada día en el ordenador, en la tablet o en el smartphone, cuántas cuentas se utilizan en las diferentes aplicaciones de las diversas plataformas de Internet y qué cantidad de datos bancarios y de crédito e información sensible se consultan. Todos estos datos son susceptibles de ataques y sin protección, están expuestos a las acciones de los cibercriminales.

 

Cómo bloquear el robo de datos

Para evitar en la medida de lo posible la ciberdelincuencia sólo es necesario seguir una serie de pautas muy básicas y sencillas pero efectivas para ponérselo muy difícil a los ladrones de datos. Aquí te mostramos algunas:

  • Instalar gadgets. Los soportes para tarjetas de crédito de plomo reforzado, por ejemplo, permiten prevenir el robo offline de datos y dificultar el acceso a información sensible.
  • Insertar contraseñas seguras. Aunque parece un consejo obvio es el método de protección más sencillo y efectivo, ya sea, para impedir que un usuario inicie un ordenador ajeno o para bloquear a un hacker que intenta acceder una cuenta de correo electrónico.
  • Utilizar cortafuegos. Este puede estar instalado en el ordenador o en el router. El firewall evita el acceso no autorizado al propio ordenador o a la propia red. Además, por medio de los ajustes correspondientes, se puede configurar qué personas o qué programas pueden acceder a Internet desde la red.
  • Tener un antivirus. No sólo ofrece protección contra virus, troyanos y otro tipo de malware, sino que también los elimina en el acto. Es importante realizar análisis regulares en el ordenador o en la red para obtener un nivel de ciberseguridad óptimo.

 3 buenas prácticas para evitar ciberataques

Para garantizar la seguridad informática en las empresas o en cualquier otro entorno, además de herramientas especiales de ciberseguridad, es recomendable recurrir a una serie de trucos y buenas prácticas que han demostrado su eficacia durante años.

1. Tener el sistema operativo siempre actualizado

Instalar la versión más actual del sistema operativo y de las aplicaciones en towers, portátiles, tablets o smartphones es fundamental, pues los programas anticuados son más susceptibles a los ataques.

2. Configurar la última versión de antivirus y firewalls

De esta manera se evitan peligros cotidianos y los de gran envergadura en empresas o puestos de trabajo equipados con ordenadores.

3. Controlar qué personas tienen acceso a datos

No perder nunca de vista a las personas que puedan acceder o editar ciertos datos de nuestra empresa. Los logs suelen ser de utilidad para vigilar qué usuarios han estado activos y cuándo, para descubrir y hacer un seguimiento de las irregularidades en caso de caída.

Conclusión

La ciberseguridad no es un tema sencillo. Independientemente del nivel de minuciosidad con el que se puedan implementar las medidas de protección en Internet y en otros sectores del entorno digital, siempre surgen brechas y debilidades de las que los atacantes se aprovechan con métodos sofisticados. Por lo que instalar herramientas para impedir ciberataques tanto en el ámbito laboral como en el privado es fundamental.

 

 

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0