La llegada y desarrollo de la Inteligencia Artificial ha supuesto un antes y un después en la sociedad actual.

La irrupción de la IA en nuestras vidas, ha desencadenado un punto de inflexión importante al acelerar de forma masiva el ritmo de la innovación humana, lo que significa que abordar nuevos retos desde una visión transgresora ya no dependerá únicamente de la capacidad cerebral humana y del crecimiento de la población, sino que, mediante la IA, la innovación sufrirá un impulso excesivo a medida que sus capacidades algorítmicas y el poder de procesamiento de las computadoras excedan a las humanas.

Ser humano Vs. Inteligencia Artificial en la evolución creativa

Si observamos la historia de la humanidad la "curva de innovación" ha seguido una evolución constante, que comenzó con el control del hombre sobre el fuego, hace aproximadamente un millón de años, continuó con la invención de la rueda, la imprenta de Gutenberg, la bombilla y un sinfín de innovaciones clave. Con la llegada del Siglo XX,, dicha curva creció a un ritmo exponencial debido en gran parte al rápido desarrollo de la tecnología informática, impulsada por la Ley de Moore. Sin embargo, esta realidad está a punto de cambiar drásticamente por primera vez en la Historia porque el factor innovador no será propiedad exclusiva del hombre, sino que las invenciones presentes y las que están por llegar serán impulsadas por la Inteligencia Artificial.

Un ejemplo clarificador del efecto de la IA  en la innovación empresarial,  lo encontramos en 2006, cuando 80 ordenadores trabajaron juntos para diseñar diminutas antenas espaciales destinadas a una misión espacial de la NASA. Dichas antenas, cada una del tamaño de una moneda, no fueron inventadas por un humano, sino que fueron diseñadas completamente por Inteligencia Artificial. En este sentido, la Inteligencia Artificial desarrollada por Microsoft está ayudando, por un lado, a los programadores a escribir su propio código, y, por otro lado, facilitar a los diseñadores gráficos una base creativa.

 

El futuro de la IA: ¿está nuestra sociedad en peligro?

A pesar de que algunas voces destacadas como Elon Musk o Stephen Hawking han advertido sobre el peligro que podría representar la Inteligencia Artificial para la Humanidad, la realidad se presenta mucho más optimista, ya que el impacto de la IA en la curva de la innovación no sólo aportará numerosos beneficios a la sociedad en materia sanitaria y educativa, por ejemplo, sino que también será esencial para el propio desarrollo de nuestra civilización.

Nuestro futuro y evolución dependerá en gran parte de la Inteligencia Artificial, pues esta tecnología podrá resolver problemas que hasta ahora parecen irresolubles como el cáncer o la seguridad. Por tanto, la IA se convertirá sin duda, en una de las innovaciones más revolucionarias de la Historia de la Humanidad. Es y será una tecnología reformadora capaz de cambiar nuestra forma de ver y estar en el mundo, de la misma manera que el descubrimiento del fuego lo hizo en su día.

 

Fuente original basada en un artículo de: 7 Data

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0