Los paradigmas de computación se van desplazando desde el cloud computing hacia el fog computing. En este post analizamos las consecuencias que esto conlleva.

Razones para pasarte al Internet de las Cosas

Existen motivos obvios y realmente sencillos para entender los beneficios de trasladar una parte de la computación de la nube hacia los dispositivos Internet of Things desplegados en el mundo físico. 


1. Aplicaciones críticas. Concretamente en el sector industrial, nos encontramos con muchas aplicaciones críticas que no pueden depender del procesamiento de datos en la nube.

2. Costes recurrentes de un servicio en nube. Cuando esta tarea se vuelve rutinaria, el cloud deja de aportar un valor diferencial.

¿Es posible trabajar en dos entornos diferentes? 

En ocasiones es cierto que utilizamos el poder de la computación en la nube para desarrollar soluciones e2e Internet of Things porque estamos, a veces de forma invisible, aprovechando la ventaja de trabajar en dos entornos aislados pero conectados. 


Muchas veces he podido comprobar cómo las personas dedicadas a la ciencia de datos son muy diferentes de las que trabajan en el entorno de planta industrial. Ambos necesarios en el ecosistema tecnológico actual, tienen habilidades y manejan herramientas muy diferentes. Por tanto, aunque los dos perfiles sean indispensables, cada uno tiene sus entornos de trabajo nativos.

Fórmula ideal: Perfiles interconectados

Para dar solución a esta dicotomía, lo importante es focalizar cada perfil en su entorno, pero manteniendo éstos totalmente interconectados, ya que hoy día, todavía necesitamos de las potentes herramientas que nos proporciona la nube (ingestadores de datos, motores de análisis, clústeres BigData aprovisionados bajo demanda, frameworks de aprendizaje automático para probar y entrenar modelos, etc.).

Sin embargo, una vez que tenemos algo estable, ¿no desearías poder implementar toda esta lógica en los dispositivos de edge?, ¿pero cómo?.

La solución: Servicio IoT Edge

Dentro del grupo de servicios Microsoft Azure del Internet de las Cosas, nos encontramos con las prestaciones de Azure IoT Edgeun servicio con el que se consigue desarrollar toda la lógica de la solución en la etapa de la nube, para luego trasladarla. Y por último, una vez ésta queda lista, el servicio de IoT Edge la empaqueta como un contenedor que se despliega en el dispositivo edge. 

A su vez, el servicio IoT Edge forma parte de IoT Hub, pieza clave de Azure que permite conectar gran cantidad de recursos Internet of Things con una solución back-end, consiguiendo una comunicación bidireccional de confianza.

Reflexión

Sin embargo, la pregunta abierta aquí es cómo los fabricantes de Clouds públicas adaptarán los modelos de pago por uso a estos modelos una vez que desvinculas ciertas aplicaciones del uso de la nube.

Continuará…

 

Articulo escrito por:

 


 

Alejandro Alija_Izertis.png

________________________________________

 

Alejandro Alija

Responsable de Transformación Digital e Industria 4.0 en Izertis

 

Mi trabajo es como Senior Business Solutions Manager (Preventa), ayudando a construir soluciones en el campo del Business Analytics & Internet of Things. Soy ese tipo de persona que "aprende de todo", por lo que puedes hablar conmigo sobre Transformación digital, Big Data, Internet de las cosas, Monetización de datos, Blockchain, Integración de Sistemas, Design Thinking, Computación en la Nube / TI Híbrida y otros muchos temas.

 

linkedin.png

 

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0