A menudo leemos noticias que nos muestran personas que se han hecho ricas a cuenta de invertir en bitcoins. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en esas noticias? ¿Deberíamos coger o dejar escapar este caramelo?

En el siguiente post analizamos las causas que influyen en la fluctuación de las criptomonedas, además de dar un par de pautas sobre dónde y cómo invertir.

Fluctuación

El valor de una criptomoneda depende del uso que se le dé. Es decir, su valor varía en función de la oferta y la demanda. La compra de una gran cantidad de bitcoins (lo cual puede darse a causa de varias microcompras) tendrá como consecuencia el crecimiento de su valor. Algunos de los picos crecientes que se conocen en la vida de Bitcoin son inversiones realizadas por grandes compañías. Sin embargo la causa de algunas bajadas, se corresponde con ataques sufridos por casas de cambio o bloqueos de criptodivisas realizados por las mismas, como es el caso de Coincheck.

No obstante, a diferencia de nuestro dinero “corriente”, Bitcoin tiene un límite: 21 millones, cantidad que se alcanzará en unos años. No existe una entidad que pueda emitirlos, sino que estos se crean de manera automática. Por lo que, se prevé que con los años su valor se estabilice. Aunque no se convierta en un bien para el intercambio, puede que llegué a ser un activo para el almacenamiento de valor.

Por otra parte, no podemos olvidar que la mayoría de dichas monedas están en posesión del 4% de las cuentas existentes, por lo que, estos usuarios pueden influir en su devenir. Para poder tratar el tema convendría ser un experto en finanzas, y como ese no es mi caso, me limito a compartir un vídeo que os permitirá profundizar en el tema.

Compra e intercambio de Bitcoins

Las casas de cambio son entidades que actúan como banco de criptomonedas. En ellas es posible adquirir divisa virtual a cambio de dinero “corriente”. Hoy en día, incluso existen entidades de compra-venta de dinero conectadas con bancos tradicionales que nos permiten cambiar bitcoins a euros y recoger el efectivo al instante, como por ejemplo Bit2Me. También tenemos cajeros de moneda virtual que nos permiten comprarlos al instante.

En esa misma línea, tenemos portales como por ejemplo LocalBitcoins, que nos ofrecen la posibilidad de cambiar también esta divisa virtual por dinero “real” de manera directa sin la necesidad de ningún intermediario. También existen proyectos como el de Amon, que son unas tarjetas que permiten realizar nuestros pagos a través de cualquier criptomoneda.

Inversión

Antes de invertir en dichas monedas virtuales, hay una serie de elementos que me gustaría mencionar. Por una parte, volver a destacar que dicha decisión depende más bien de elementos financieros, por lo que, convendría conocer la opinión de expertos. Por otra parte, subrayar el valor especulativo con el que hoy en día se realizan algunas operaciones. Por último, recordar que Blockchain es una tecnología en fase de maduración, por lo que, puede que aún no conozcamos a nuestras criptodivisas del futuro.

 

Articulo escrito por:


 

Urko Larranaga.png

________________________________________

 

Urko Larrañaga

Consultor Blockchain

 

Soy parte del equipo de innovación de Izertis, dónde me encuentro como consultor de Blockchain. Me dedico a estudiar esta tecnología y su aplicación en distintos entornos. Soy una persona inquieta, a la que le gustan los nuevos retos y autosuperarse. Es por ello que me apasionan la investigación y la seguridad informática.

 

linkedin.png

 

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0