La revolución industrial que en la actualidad estamos viviendo en los entornos productivos y que hemos consensuado en denominar Industria 4.0 se caracteriza, entre otras cosas, en que la digitalización ya no afecta sólo a la información sino también a lo físico. Por tanto, si la industria se ve influida por esta tendencia, lógicamente, los procesos también se impregnan de la aplicación de los habilitadores digitales.

Qué es la Logística 4.0

La logística 4.0 se refiere a aquellas tecnologías aplicadas a toda la cadena de suministro que conectan digitalmente con proveedores y clientes, a través del transporte y la distribución, combinándola con la intralogística o logística en planta.

Uno de los beneficios directos que se obtienen de aplicar dicha logística es una mayor optimización de la cadena de suministro, ya que permite la integración, bajo el prisma digital, de procesos muy complejos y a su vez, abrirnos un amplio abanico de oportunidades que mejoran, entre otras tareas, la planificación de la producción en función de la previsión de la demanda, la optimización de envíos, la reducción de stocks, la mejora en rutas, la geolocalización de productos, destinos y vehículos además de garantizar la trazabilidad de la mercancía. 

Tecnologías habilitadoras clave para optimizar la cadena de suministro

 A continuación, mostraremos algunos ejemplos de tecnologías habilitadoras clave en el ámbito logístico que permiten abrirnos caminos de mejora en las operaciones de nuestras empresas:

  • Etiquetados inteligentes. Permiten la identificación de producto (RFID, módems GPRS).
  • Sensorización de contenedores. (palets, cubetas…).
  • Utilización de wearables (IoT). En los procesos logísticos son capaces de guiar a los operarios, asegurar las preparaciones y eliminar errores (Voz aplicada a la logística)
  • Realidad mixta. Permite a los operarios complementar la realidad con información acerca de productos, rutas, procesos y ubicaciones.
  • Análisis de gran cantidad de información. A través de Big Data o Data Analytics, iniciando un proceso retroalimentado en mejoras.
  • Robótica colaborativa. Perfecto para áreas donde los elementos automáticos habituales de nuestros almacenes (carretillas, AGV’s, transelevadores, carros satélites, líneas de manutención, dispensadores) son capaces de interactuar, optimizando procesos y garantizando la seguridad en la interacción humano-máquina.
  • Blockchain. Con esta tecnología, se certifica la traza de procesos logísticos, tanto de logística inversa como de tratamiento de residuos.
  • Simulación 3D. Herramienta de análisis de mejoras en el lay-out, introducción de nuevos elementos, o creación de nuestro almacén gemelo virtual.
  • Drones. Utilizados en procesos de inspección, inventarios, búsqueda de productos, o en transporte de paquetería.
  • Integración colaborativa de herramientas: De esta manera la información fluye digitalmente e interacciona a lo largo de toda la cadena de suministro. 

Conclusión

En nuestras empresas, donde la logística conlleva millones de operaciones repetitivas y complejas a la vez, especialmente en sectores donde los márgenes son cada vez más reducidos, la aplicación de la tecnología consiguiendo micro-mejoras, puede marcar la diferencia entre una organización que afronte un futuro excelente o se quede fuera del mercado.

Son las consultoras tecnológicas, como Izertis, con capacidad de comprender y analizar procesos empresariales, quienes a través de su amplio conocimiento y experiencia en transformación digital pueden ayudar a las organizaciones a diseñar su camino dentro de la Logística 4.0.

 

 

Articulo escrito por:


 

Pablo García Samartino

________________________________________

 

Pablo García Samartino

Business Development Manager en Izertis

 

Tengo experiencia en la aplicación de la tecnología a la empresa, especialmente

en entornos industriales y logísticos.

 

linkedin.png

 

 

Industria 4.0
comentarios
0