La vertiginosa evolución de nuestra sociedad y la transformación de nuestro tejido empresarial hacia un mundo cada vez más hiperconectado, ha conseguido que vivamos inmersos en urbes en donde la tecnología IoT y los dispositivos electrónicos lo son todo.

 

Pero convertirse en una Smart City no significa únicamente adoptar tecnologías inteligentes de cualquier manera, sino que implica aprovechar oportunidades de negocio que vayan un paso más allá, asumiendo desafíos que optimicen eficientemente los recursos e impacten positivamente en la mejora de servicios como las telecomunicaciones, el transporte, la salud y el medio ambiente. El objetivo: desde la innovación tecnológica del Internet de las Cosas, lograr un entorno más sostenible y habitable que mejore la calidad de vida de los ciudadanos. Pero, ¿cómo se consigue esto? Durante las siguientes líneas te descubriremos algunas claves. 

Objetivos fundamentales de una Smart City

El hecho de que esté creciendo la población en los principales núcleos urbanos requiere tomar soluciones tecnológicas encaminadas hacia la gestión inteligente de las mismas y a cambiar nuestra forma de vida hacia otra más sostenible, mejorando los siguientes aspectos clave:

  • Facilitar el transporte y la movilidad. Con un sistema de movilidad inteligente, como el que ofrecen los coches eléctricos, se busca optimizar el tiempo de los desplazamientos del ciudadano y además reducir considerablemente las emisiones de gases y partículas contaminantes. Otra apuesta IoT es la introducción de servicios de transporte compartido, muy utilizados en grandes urbes. Su uso se basa en sistemas Mobility as a Service (MaaS), es decir, que con una sencilla app para Smartphones, los usuarios pueden abrir el coche o desbloquear las bicicletas para usarlos como necesiten por una módica cuota económica. Otros elementos que promueven la sostenibilidad de las ciudades son por ejemplo, los sistemas de Visión Artificial, que ya se utilizan en la red ferroviaria de Japón para comprobar la congestión de pasajeros en sus trenes o la creación de intercambiadores inteligentes.
  • Reducir la contaminación, acústica, lumínica y ambiental. Entre las tecnologías más avanzadas destacaríamos dos: en primer lugar, la implementación de sistemas de recogida de basura a través de sensores ubicados en los contenedores, permitiendo con ello, recorridos más dinámicos, ahorro de tiempos, costes y reducir emisiones. En segundo lugar, desarrollar sistemas de iluminación inteligentes para lograr una mayor eficiencia energética.
  • Impulsar el desarrollo de una economía inteligente. Gracias a la utilización de tecnologías IoT como por ejemplo los sensores digitales, las imágenes satélite o la información climática permitirá que sectores como el agrario logren optimizar recursos y predecir con más exactitud la producción de sus cultivos.
  • Administraciones públicas más transparentes. Conseguir que las instituciones públicas cuenten con una gobernanza inteligente no solo facilitará el acceso informativo y la gestión de los trámites administrativos a los ciudadanos sino que además garantizará la transparencia del propio sector.
  • Mejorar la calidad de vida de los habitantes. Sobre todo, aquellos aspectos relacionados con su salud y seguridad. Gracias a sistemas basados en Big Data se pueden encontrar patrones similares entre diagnósticos, facilitar la comunicación en tiempo real entre pacientes, médicos y farmacéuticos, hacer un seguimiento controlado de sus casos y ofrecer servicios sanitarios personalizados.

¿Cuáles son las mejores App de IoT para una Smart City?

No cabe duda, por tanto, de que el IoT es una herramienta de enorme potencial que permite optimizar los servicios, cubrir las necesidades y mejorar sustancialmente las vidas de los habitantes de un municipio. Para lograrlo se desarrollan aplicaciones de necesidad básica que ayudan a que esto sea posible. ¿Quieres saber cuáles son? A continuación, te mostramos algunas de ellas:

  • Medidores de agua inteligentes. Con este tipo de aplicaciones se consigue tener un suministro más eficiente del agua en las ciudades, transformando la forma de consumo en el usuario. Gracias a estos elementos, se puede mejorar la detección de fugas y garantizar la integridad de los datos.
  • Señales de tráfico inteligentes para aliviar la congestión del tráfico. Con estas app, se ajustan mejor los tiempos, por ejemplo, para adaptar los trayectos al tráfico en periodos estivales, evitando así los odiosos atascos. Las herramientas IoT también permiten recopilar y agregar datos de cámaras de tráfico, teléfonos móviles, vehículos y sensores de carreteras con el fin de monitorizar incidentes de tráfico en tiempo real y redirigir a los conductores hacia mejores rutas.
  • Sistemas inteligentes para gestionar la energía en edificios de forma eficiente. Para conseguir un mayor ahorro energético, por ejemplo en Centros Comerciales, los dispositivos de IoT unidos a sistemas de calefacción, refrigeración, iluminación y seguridad contra incendios del edificio se conectan a una aplicación de gestión central inteligente para administrar toda la energía de la forma más eficiente posible.
  • Sistemas de monitorización de vídeo para mejorar la seguridad pública. Con el fin de abordar los crecientes problemas de seguridad ciudadana en las grandes urbes, se utilizan cámaras que monitorizan el tráfico y las vías públicas. Para resultar más eficientes, la tecnología IoT convierte cada cámara conectada al sistema en un sensor y sumado a la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático se completa el análisis para resolver problemas lo antes posible y mantener a los ciudadanos seguros.

Conclusión

Lograr las ventajas sostenibles y eficientes de una Smart City que mejore la calidad de vida de los ciudadanos, significa impulsar aplicaciones IoT capaces de interpretar eficazmente los datos que generan los dispositivos inteligentes.

Pero para conseguirlo es necesario que los gobiernos apuesten por estas tecnologías, que existan modelos de negocio con proyectos innovadores y que las empresas a través de su transformación digital y modernización de servicios nos impulsen hacia una futura Industria 4.0. ¿Crees que estamos preparados para dar el paso definitivo hacia la nueva era digital?


¿Quieres que tu compañía forme parte de ese futuro? En Izertis contamos con expertos en IoT que te pueden ayudar a crecer y ser más competitivo, sacando el máximo partido al Internet de las cosas. ¿Hablamos?

Articulo escrito por:


 

 Foto bio Gonzalo 188x188

________________________________________

 

Gonzalo Álvarez

Head of IoT

 

Mi función en Izertis: Mi propósito es facilitar la consecución de los objetivos de negocio de nuestros clientes mediante la Transformación Digital impulsada por el Internet de las Cosas (IoT).

 

linkedin.png

 

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0