La incorporación de Blockchain dentro de las soluciones IoT permite registrar de forma inmutable los datos seleccionados que se consideren críticos y que requieran ser auditados y/o vinculados a Smart Contracts.

Esta posibilidad es especialmente útil cuando hay terceras partes involucradas.A continuación, describo algunos casos de uso de Blockchain en soluciones IoT:

1. Smart Assets

Sensorizar y conectar un activo mediante una solución IoT, permite que dicho activo interactúe con los sistemas OT (Operational Technology) e IT (Information Technology) de la empresa, incluyendo la red Blockchain (si está disponible).

Por lo tanto, las soluciones IoT incorporan elementos más o menos inteligentes en la red, permitiendo su interacción con el resto de sistemas. La red Blockchain permite registrar de forma inmutable los datos y transacciones procedentes de dichos activos conectados, posibilitando tomar acciones en consecuencia, cuya validez está certificada por la integridad de los mismos datos y transacciones al encontrarse en un registro incorruptible.

De esta manera, se consigue que toda la información sobre estos activos, tanto su histórico como todos sus cambios de estado, sean inalterables. Así, podemos conocer toda la verdad, tener la absoluta certeza de que no cambiarán y además descubrir al autor de cada operación.

2. Smart Contract

Blockchain permite configurar acciones que serán ejecutadas cuando se den las circunstancias preestablecidas. Se trata de automatizar cualquier proceso en base a los acontecimientos registrados. Son contratos inteligentes que no requieren de intermediarios para ejecutar las correspondientes operaciones, sino que estas se ejecutan de manera automática.

Por ejemplo: cuando la temperatura del congelador del camión (que se está monitorizando mediante una solución IoT) supere los 0ºC, el Smart Contract lanza la orden de cancelar el pago de esa mercancía y solicitar un reaprovisionamiento.

3. Clearing & Settlement

Podemos ahorrarnos largas y costosas disputas y litigios con la administración, proveedores, partners y clientes. Cuando algo falla, Blockchain puede certificar lo que ha pasado de forma indiscutible: certifica los datos/transacciones que han sucedido. Realiza una función similar a la de un notario o intermediario imparcial: la tecnología Blockchain es quien da fe, pues previamente ha sido aceptada por todos los usuarios de la red.

Se trata de un cambio de paradigma: de confiar pasamos a verificar (Don’t Trust, Verify). Es decir, que en vez de confiar en un tercero y depender del mismo para que ejecute las correspondientes operaciones, verificamos cada uno de los inputs y en función de ello se ejecutan las correspondientes operaciones de manera automática.

Por ejemplo: Blockchain puede determinar quién debe asumir el coste de la pérdida de la mercancía derivada de una rotura de la cadena de frío en un congelador monitorizado por una solución IoT.

4. Digital Identity

Blockchain puede identificar de forma inequívoca quién accede a la red, tanto personas como dispositivos conectados mediante soluciones IoT. El no tener que dudar de la identidad de esas personas o dispositivos, aporta un mayor nivel de ciberseguridad en las soluciones IoT.

Conocemos a cada usuario (tanto dispositivos IoT como personas) del sistema e identificamos las acciones que ejecuta cada uno. Cada acción realizada queda registrada y no se puede alterar.

5. Payments

Si de algo queremos que quede constancia de forma fehaciente e inmutable es de los pagos realizados. Blockchain puede aportar la mayor fiabilidad en las transacciones económicas realizadas desde dispositivos IoT o como consecuencia de los datos registrados por dichos dispositivos.

Blockchain facilita el despliegue de un sistema de pagos seguro, automático e inmediato de la siguiente manera:

  • Verificación de la identidad de quien quiere realizar el pago.
  • Verificación de saldo de quien quiere realizar el pago.
  • Ejecución del pago de forma automática.
  • Registro de la transacción por parte de todos los miembros de la red Blockchain.

Conclusión

Sin duda, Blockchain y el Internet de las Cosas son tecnologías complementarias que unidas permiten aumentar la seguridad de tus dispositivos y transacciones, mejorar la experiencia de todas las partes involucradas (clientes, proveedores y usuarios), además de simplificar procesos y reducir costes de forma eficiente en tu negocio.

¿Quieres ir un paso más allá, colocar tu empresa a la vanguardia de tu sector de forma eficiente, impulsando su crecimiento? En Izertis ponemos el futuro en tus manos, asegurándonos de encontrar la fórmula de éxito adecuada para tu compañía ¿Nos acompañas en este viaje?

 

Articulo escrito por:


 

 Foto bio Gonzalo 188x188

________________________________________

 

Gonzalo Álvarez

Head of IoT

 

Mi función en Izertis: Mi propósito es facilitar la consecución de los objetivos de negocio de nuestros clientes mediante la Transformación Digital impulsada por el Internet de las Cosas (IoT).

 

linkedin.png

 

Nuevo llamado a la acción
comentarios
0